Triángulos de seguridad ¿Para que sirven?

Si revisas en tu cajuela, encontrarás dos triángulos de seguridad reflejantes. Si no están ahí algo va mal, deberías contar con éstos, por seguridad.

De algún modo, siempre están ahí y pocas veces nos ponemos a reflexionar sobre la importancia de su existencia. Cuando compramos un auto vienen incluidos en el equipo básico y sabemos que debemos colocarlos en caso de algún incidente que implique detener el coche en la carretera.

La popularidad de los triángulos de emergencia a considerarlos como parte fundamental en materia de seguridad vehícular, es prácticamente inexistente y lo más seguro es que hasta hoy, los estés colocando de forma incorrecta.

¿Cómo se utilizan los triángulos de seguridad?

Cuando sufrimos algún incidente en carretera y debemos detener el auto –por alguna ponchadura de llanta generalmente-, debemos colocarlos para avisar a los demás autos que nuestro vehículo está presentando algún problema.

Lo más seguro es que no sabes cómo colocarlos de forma adecuada, por ese motivo hoy te decimos cómo hacerlo.

Coloca tu auto en un lugar seguro; El primer paso es justamente detener el auto en la mejor posición posible. De preferencia a un costado de la carretera para permitir el libre paso de los otros vehículos.

Enciende las luces;  Posteriormente es importante que mantengas encendidas las luces delanteras y traseras de tu auto. Sobre todo si el incidente ocurrió durante la noche. Ahora, existen dos formas correctas de colocar los triángulos de seguridad según el tipo de vía en la que tuviste que detener tu auto.

En vías de un sentido: Si te ocurre en una vía con un solo sentido de circulación, debe colocar un triángulo a unos 50 metros de tu auto. Esto con la finalidad de que los otros vehículos puedan ser avisados con suficiente distancia de la presencia de tu coche.

Camina unos 90 pasos y coloca la parte reflejante en el sentido de la circulación vehícular. El triángulo debe estar recto, es importante que la película sea vista por los demás autos. Una vez concluyas la maniobra –como el cambio de llanta-, debes retirarlos.

En vías de doble sentido: Se colocan los dos triángulos. El segundo en la dirección contrario de circulación viendo hacia el carril opuesto. Aunque tu auto se encuentre estacionado en el lado inverso de avance, los otros autos deben saber de su presencia.

En curvas: En estos casos, si tu auto se encuentra cerca de una curva, debes caminar lo suficiente para colocar de forma adecuada el triángulo. Si caminas los 90 pasos estarás advirtiendo a los otros autos de forma adecuada. Esta maniobra puede evitar un accidente aparatoso.

Si hay obstáculos que dificulten su visibilidad: No debería ocurrir y menos en una vía de tránsito, pero si encuentras obstáculos que impidan la visibilidad del triángulo debes colocarlo justo enfrente de éstos. Aunque superen los 50 metros aproximados establecidos.

En teoría es importante que también te coloques un chaleco reflejante, aunque por lo general se ignora esta indicación, podría serte de mucha ayuda sobre todo si la avería te ocurre de noche.

triangulos de seguridad

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *